DANZA

 

Desde que tengo memoria me he sentido maravillada por la danza.

La armonía que desprende un bailarín profesional  no tiene igual; y ese es el motivo por el que decidí que la fotografía de danza formaría parte de mi carrera como fotógrafa.

En esta sesión he querido mostrar el lado más amable del baile; estas imágenes han sido pensadas para despertar el romanticismo que todos llevamos dentro… y es por ese motivo que usé luz muy suave y ubicaciones atemporales, buscaba un resultado clásico donde la estética y la ubicación se tenían que alinear.

Si quieres bailar para mi, no dudes en escríbirme, te aseguro que seré tu mejor público.